Bigorra: “No se puede cambiar el contrato de la zona azul de Benidorm con informes económicos en contra”

Durante el pleno de junio, el concejal de Compromís y portavoz de Compromís Los Verdes, Josep Bigorra, explicó que existe un informe con reparo de fiscalización sobre la modificación del contrato de la zona azul que pretende realizar el gobierno de Benidorm. “El incremento de tarifas, de horarios, el aumento de plazas de estacionamiento regulado y la creación de nuevas tasas suponen una modificación del contrato de la zona azul y de la grúa superior a seis millones de euros que ahora mismo es inviable”, señaló.

Se trataba del punto en que el gobierno del PP y CBM exponían la propuesta para modificar la ordenanza número 1 de movilidad. Los cambios supondrían una mayor regulación de los usos de las bicicletas y los vehículos de uso personal, pero también allanarían el camino para futuros cambios en la regulación de la zona azul y de la grúa, con la consideración del aumento de los horarios de estacionamiento regulado (aumentando los días de la semana regulados o el horario regulado a lo largo del día), el incremento de las tarifas o la creación de nuevas tasas (para motocicletas o la carga y descarga). Cuestiones que, a juicio del concejal de Compromís, “supondrían una modificación futura de las ordenanzas fiscales municipales y del contrato actual de la zona azul y de la grúa”.

Y aquí se encuentra el principal problema: la modificación del contrato tiene un informe contrario del departamento de intervención. “Nuestro grupo municipal ha obtenido los informes de ingeniería, tesorería y contratación que son de carácter favorable, pero el de fiscalización previa paraliza todas las intenciones del gobierno local y, por tanto, la modificación de la ordenanza quedaría en papel mojado porque no se podría aplicar”. Concretamente, el informe de intervención señala un reparo por los siguientes motivos: en primer lugar, la modificación supera el 10% del precio inicial del contrato y esa cifra es superior a los seis millones de euros; en segundo lugar, los pliegos no preveían el cambio del contrato en los términos planteados por el gobierno local; en tercer lugar, el incremento de plazas de zona azul 358 al año y 393 durante el verano supone un aumento de más del 27%; en cuarto lugar, se cambia la zona de residentes con la creación de una zona verde; en quinto lugar, la inversión tecnológica está cifrada en un millón de euros; en sexto lugar, el personal se incrementaría en cincuenta puestos de trabajo no previstos en el contrato, y por último, el incremento del canon, 16.646 € más por año, supone un 7,93% que no guarda proporcionalidad con el aumento de plazas de zona azul, ni con el incremento de tarifas ni los tiempos de uso de la zona regulada.

Por estos motivos, Bigorra solicitó que el punto se quedara sobre la mesa y finalmente fue retirado. “El gobierno local, con la propuesta de modificación de la ordenanza de movilidad, quería colar el cambio de la zona azul, sin que el cambio del contrato tuviera el informe económico favorable y con una más que posible perjuicio para los y las benidormenses que hemos querido evitar. Seguiremos vigilantes sobre las actuaciones del gobierno en este sentido”.

Arxivat en: General

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *