Compromís solicita que se abra la zona cerrada del cementerio Virgen del Sufragio de Benidorm

El concejal de Compromís y portavoz de Compromís Los Verdes, Josep Bigorra ha pedido por escrito a la concejalía de obras y Escena Urbana que retire la valla perimetral del cementerio Virgen del Sufragio “para que la gente disponga de esta zona habilitada con bancos y evite la imagen de dejadez que da la valla, sobre todo ahora que el gobierno local ha aparcado sine die el proyecto de remodelación del cementerio”.

Cuando se empiece la obra del proyecto de remodelación. Esa era la explicación que daba el gobierno local cuando el concejal de Compromís preguntaba hace tiempo en comisión informativa sobre cuándo se retiraría la valla adyacente al cementerio viejo de Benidorm, colocada donde antes había una antigua hamburguesería.

En la actualidad, poco más de una semana después de la aprobación inicial del presupuesto de 2018, el proyecto de remodelación del cementerio Virgen del Sufragio, valorado en 210.000 euros por los propios técnicos del Ayuntamiento, no tuvo cabida entre las inversiones propuestas. Es más, Bigorra ha recordado que el grupo municipal hizo una enmienda para incorporarlo a las cuentas locales “que tumbó el tripartito presupuestario de PP, CBM y C ‘s, aunque el proyecto se aprobó en el consejo de escena urbana de octubre de 2017 y que el alcalde anunció en ese momento que estaría presupuestado, lo que no ha sucedido”.

Por estos motivos, ante la no incorporación de la remodelación del cementerio en los presupuestos, que acabaría con la valla existente, y teniendo en cuenta que ahora mismo existe un espacio cerrado al paso durante más de seis meses “que afea la zona”, según el concejal, Bigorra ha solicitado por escrito que se abra inmediatamente este espacio. “Ya no es una cuestión únicamente de imagen, muy importante para nuestra ciudad en un punto casi pegado a la avenida Jaume I y muy próximo al paseo de Poniente, por tanto, muy transitado, sino también porque no tiene sentido que el Ayuntamiento haya recuperado ese espacio, después de tantos años de discusiones con el negocio de comida rápida, que condicione la parcela, y que nadie la pueda pisar”, indicó. El concejal también considera que la eliminación de la valla perimetral facilitaría la accesibilidad y la movilidad de los peatones que por allí pasean.

Hay que recordar que el acondicionamiento de la parcela corrió a cuenta del Ayuntamiento de Benidorm, por un valor superior a los 20.000 €, después de que la empresa ocupante anterior destinara 57.000 euros a tirar parte del edificio. En el momento de la decisión de mantener parte de la antigua hamburguesería, el grupo municipal criticó que no se derribará todo porque se eliminaba así la obligación de la empresa a acondicionar la parcela posteriormente, lo que pasaba a ser responsabilidad del consistorio.

Arxivat en: General

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *